Canónigos

1,79 /Bandeja.

Nos alegran el corazón, iluminan las ensaladas y las hacen delicadas y ricas en fugaces y preciadas vitaminas.

Cantidad
/Cantidad /Bandeja. Categoría: Etiquetas: ,

Los canónigos en la cocina

La mejor manera de disfrutar de su sabor fresco, herbáceo, ligeramente ácido y con toques de nuez es, sin duda, comerlos crudos.

Si se tiene la suerte de recogerlos silvestres, para limpiarlos basta con eliminar las raicillas y lavar las rosetas rápidamente en un bol con agua muy fría, incluso helada, y unas gotas de vinagre, por seguridad.

En ensaladas con condimentos ácidos o templados deben añadirse en el último momento para que las hojas no se pongan lacias. Y lo mismo si se va a cocinar con ellos. Las cocciones deben ser mínimas; normalmente bastará un minuto para que se ablanden.

Incluso pueden ponerse crudos sobre el plato ya servido y aún caliente, como por ejemplo una pizza recién horneada.

En cuanto a sus compañeros de plato, se lleva bien con espárragos, remolacha cruda o cocida, calabaza asada o en puré, zanahoria, apionabo crudo rallado, hinojo, tomates, maíz, aguacates, pepinos, champiñones y sobre todo patatas, uno de sus acompañantes favoritos. Su textura acompaña bien a casi cualquier receta.

Peso 1 kg
0

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X